Share with your friends










Enviar
  • es
  • it
Abril 27, 2015 at 6:11 pm

Guía práctica sobre el Transmongoliano [I parte]

Guía práctica sobre el Transmongoliano [I parte]

Todo lo que necesitas saber para sobrevivir en los 8’500 km entre San Petersburgo y Pequín

Premisa importante

Este post nace de mi experiencia personal a lo largo del Transmongoliano, desde San Petersburgo hasta Pequín. Sin embargo, todos los consejos que os doy aquí valen perfectamente también para aquellos que estén preparando el Transiberiano (de Moscú a Vladivostok) o el Transmanchuriano (de Moscú a Pequín pasando por la Manchuria). De hecho, las tres rutas se separan solo a la altura del Lago Baikal.

 Qué es el Transmongoliano

transmongoliano-1

 

El Transmongoliano (así como el Transiberiano) no es el nombre de un tren, sino una ruta que conecta Moscú (aunque cada vez más se considera San Petersburgo como el km 0), en Rusia, con Ulán Bator, en Mongolia y, finalmente, Pequín, en China.

Aunque es verdad que existe un tren que cubre todo el recorrido del tirón (en unos 6 días), es la norma hacer alguna parada a lo largo de la travesía y partir entonces los 8’500 km totales en varias etapas y con distinto trenes.

El Transmongoliano es una variante del Transiberiano, la ruta originaria que iba de Moscú a Vladivostok, en la costa Pacífica en el extremo este de Rusia, inaugurada el 21 de julio de 1094. Otra variante más es el Transmanchuriano que pasa por Harbin (China) y también termina en Pequín.

✔ Cuándo hacer el Transmongoliano

Todo el mundo os dirá que la mejor temporada es el verano, y de hecho mucha gente hace esta ruta mítica durante los meses más cálidos del año. Sin embargo, como todo en esta vida, esto también es muy relativo y tiene sus pros y sus contras.

Yo, por ejemplo, decidí hacer el viaje en invierno porque en mi mente Siberia siempre ha sido una región blanca y helada en la que la gente salía a la calle exageradamente abrigada para sobrevivir a las temperaturas locales. No soy un amante del frío, pero viajar en invierno me permitió encontrarme con poquísimos viajeros; incuso a nivel económico fue un puntazo, ya que en invierno el precio de los billetes baja. Además, parece mentira, pero el frío ruso es muy soportable. Vivir a menos cuarenta sigue siendo una barbaridad, pero siendo el clima tan seco, una buena vestimenta os abrigará lo suficiente. Yo me tiraba el día por la calle sin problemas, a veces sin ni siquiera entrar en un bar o un restaurante.

En verano los vagones de los trenes están más frecuentados –tanto por rusos como por extranjeros-, pero podréis disfrutar de una cerveza en manga corta en una terraza en Tomsk o de un helado en Irkutsk y contarlo a vuestros amigos que piensan que en Siberia hace un frío que te mueres todo el año.

✔ Cuánto cuesta hacer el Transmongoliano

Probablemente este sea el apartado que más os interesa. También yo, antes de empezar a organizar seriamente el viaje, iba buscando presupuestos, tarifas y costes varios. El Transmongoliano es caro, el Transmongoliano es barato… el Transmongoliano puede ser ambas cosas. Éste es seguramente un viaje muy caro si lo organizáis a través de una agencia de viajes. En cambio, recorrer los 8 mil y pico quilómetros que separan San Petersburgo de Pequín de forma independientemente puede llegar a resultar muy barato.

Queréis números, ¿verdad? Pues, honestamente, es imposible decir cuánto puede costar el Transmongoliano, simplemente porque hay demasiadas variantes en juego. En la última parte de esta guía encontraréis el coste de los billetes de tren y bus (entre enero y marzo de 2015) en todas las clases disponibles. Esta es la primera variante. ¿Cuántos trenes coger? ¿Qué clase elegir? ¿Vale la pena hacer algunos tramos en bus?

Directamente relacionado con los trenes estará el número de noches que pasaréis en tierra firme o en el mismo tren. Yo entre el 19 de enero y el 28 de febrero dormí 7 veces en un tren, 1 en un bus y tuve que pagar solo una noche de hostal porque mi supuesto host en Irkutsk me dejó tirado a las 02h30 de la madrugada… Entonces, ¿cuántas noches me ahorraré durmiendo en el tren? ¿Quiero un hotel, un hostal o algún couchsurfer me va a hospedar?

La tercera y última grande variante es, como siempre, la comida. Veremos que en los trenes es posible comer y “cocinarse” unos ricos y, sobre todo, muy económicos noodles instantáneos. Y cuando comemos en una ciudad ¿buscamos un restaurante de comida occidental o un antro local? ¿Comemos street food? ¿Vamos al supermercado?

Estas son, para mí, las tres grandes categorías de gastos que hacen varias el presupuesto. Personalmente, añado también las entradas a los museos y a las atracciones turísticas y otro apartado más para los extras (una cerveza de vez en cuando, el parche del país para la mochila y poco más).

Como veis es imposible decir cuánto uno se va a gastar a lo largo del Transmongoliano. Todo depende de la forma de viajar de cada uno. Sin embargo, si os puede ayudar, aquí os dejo una tabla con los precios medios de Rusia, Mongolia y China y lo que efectivamente me gasté yo este invierno.

 

Rusia Mongolia China GASTOS REALES JACK en 41 DÍAS
Trenes y transportes varios (buses, metro,…)* Unos 1.75 euros cada 100 km en tren (en Platzkart, tercera clase) Unos 1,85 euros 100 km en tren Unos 4 euros cada 100 km en bus;Unos 2,90 euros cada 100 km en tren (en Hard sleepers) 203 euros
Alojamiento (en hostal, promedio según la Lonely Planet) 13 euros la noche 8 euros la noche 7 euros noche 5 euros
Comida

Hay mucha diferencia entre UB y el resto del país. En la capital comer y beber no es barato como se puede pensar.

2-4 euros la comida 157 euros
Entradas varias (museos,…) Las entradas en San Petersburgo y Moscú son bastante caras, pero con la bajada del rublo todo se ha hecho más barato. En China se paga incluso para pasear en un parque. Preparaos a soltar la pasta… 41 euros
Extra Salir en San Petersburgo y Moscú es caro. En el resto de Rusia los precios bajan mucho. Pequín y Shanghái no son ciudades baratas, Xi’an es más accesible. Sin embargo, una cerveza grande vale un par de euros. 67 euros
TOTAL      

463 euros en 41 días y 8’500 km

 *ver detalle trenes en la III parte de esta guía. [Publicación prevista para el 11.05]

***

Aquí termina la primera parte de la guía sobre el Transmongoliano. De momento hemos estado calentando,  y ahora que hemos visto que hacer esta travesía no supone ninguna venta de órganos, toca ir al grano. En la segunda parte os voy a hablar del rey de este viaje, el tren. ¿Qué trenes existen? ¿Entre cuántas clases podemos elegir? ¿Cómo sobrevivimos a 51h seguidas a bordo de un tren? ¡A por ello!

Share with your friends










Enviar
0 likes Asia , China , Europa , Mongolia , Rusia # , , , , ,
¿Te unes a Libertad Viajera?

Únete al newsletter y recibe un regalo cada 15 días

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

2 thoughts on “Guía práctica sobre el Transmongoliano [I parte]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jack

Amante de la comida callejera, los autobuses incómodos, las carreteras polvorientas y los colchones en el suelo; amante de todo lo que está al otro lado de la ventana. Amante del mundo y de la buena compañía.

Me llamo Jack y en este espacio virtual comparto emociones reales.

El ojo detrás de la cámara, los dedos que teclean, la mente que, a veces, piensa: todo eso me pertenece; así como los derechos sobre los textos, las fotos y las informaciones publicadas en Libertad Viajera.

¿Te unes a Libertad Viajera?

Recibe las últimas actualizaciones de Libertad Viajera directamente al correo y sigue viajando conmigo. Solo tienes que rellenar el formulario de aquí abajo. Cada 15 días habrá una sorpresa esperándote

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

ESTE BLOG PARTICIPA EN
La Comunidad Viajera