Share with your friends










Enviar
  • es
  • it
Mayo 25, 2014 at 2:22 pm

Viszlát Budapest, ¡adiós!

Viszlát Budapest, ¡adiós!

Ya estamos. El fin de semana pasado fui a Budapest y esa será con toda probabilidad la última visita por un tiempo. Mi estancia en Hungría terminará el 30 de mayo y con toda probabilidad mi agenda viajera me llevará hacia otros lares. Es curioso, nunca he vivido realmente en Budapest, desde enero trabajo en Eger y aquí he pasado la gran mayoría de mi tiempo. Sin embargo, visita tras visita, empecé a tomarle cariño a la capital y una vez más, el pasado fin de semana, me lo pasé en grande entre su gente y sus monumentos. El próximo día 30 solo la pisaré rápido rumbo al aeropuerto. Demasiado poco tiempo para despedirnos como haría falta, pero no pasa nada, ya lo hicimos el domingo. De momento es suficiente.

_DSC0215 _DSC0165(2)

Antes de llegar aquí tenía muchísimas ganas de Budapest…siendo del todo sincero, ella era mi elegida, y no la tranquila Eger. . No se pudo hacer y estuvo muy bien así, pero… a Budapest la tenía fichada desde hace tiempo. Sin embargo,  por una razón u otra nunca llegué a conocerla hasta el invierno pasado. Creo haberlo comentado ya en otra entrada, mi primer par de visitas me dejaron un poco insensible, casi molesto, no me orientaba y a la propia ciudad parecía no importarle si la quería o no. Encajaba muy bien con la gente que iba conociendo, ¿por qué no pasaba lo mismo con la ciudad? Luego, cuando las cosas cambiaron, llegó incluso un momento en que me daban envidia mis amigos que vivían ahí y todos los días paseaban entre sus enormes edificios. Pero eso pasó más tarde y, por suerte, solo duró un momento.

_DSC0209 (2) _DSC0304 _DSC0321

Buda y Pest tienen almas distintas; se aman de forma distinta

Distintas razones provocaron el cambio en mí -y en ella, ¿por qué no?- pero recuerdo las primeras fotos inspiradas que saqué, en particular una a la enorme Basílica de San Estaban desde el paseo peatonal que lleva al Danubio. Para mí esa era una señal. Ese mismo día crucé por primera vez andando el Puente de las Cadenas y trepé a la que se convertiría en mi zona favorita de toda la ciudad, Buda. El “pueblo” en la  colina tiene un aire medieval –solo un aire, porque en realidad el ojo es engañado por la arquitectura neogótica- y de repente parece estar a mil kilómetros del tráfico, del ruido y de todo lo molesto que caracteriza Pest (ni más ni menos que otras grandes ciudades, que quede claro). Además, Pest es maravilloso vivirla desde dentro, pero verla desde lo alto es también espectacular; de forma diferente. Solo desde ahí se aprecia la imponencia del Parlamento y, solo eso, permitidme decir que justificaría un salto a Budapest. En Buda decíamos, es fácil destacar la Iglesia de Matías –muy bonita desde fuera, un verdadero espectáculo por dentro- y el famoso Bastión de los pescadores desde donde literalmente salen como hormigas turistas por cada ventanilla, agujero y rincón. Sin embargo, es la atmosfera que se respira lo mejor de esta colina.

_DSC0286 _DSC0237 _DSC0260

De la Pest más conocida, en cambio, me quedo con el Distrito VII, sus viejos edificios, el ambiente fiestero y los ruin pubs. En una frase, el ruin pub es un bar ubicado en un viejo edificio listo para ser demolido y amueblado con trastos robados en el piso de los abuelos y en viejos cines. Vi el primero en Szeged y me encantó; Budapest, que es un poco la cuna de este tipo de bares presenta una muy interesante oferta al sediento viajero. En muchos casos estos bares superan el concepto de borrachera y punto, organizando eventos culturales y sociales.

_DSC0239 _DSC0294

En fin, este, de momento, es el último capítulo de mi Proyecto Budapest, un último ladrillo en la reconstrucción más personal e íntima de la ciudad. Y amigos, la próxima vez que vayáis a Budapest hacedme un favor, inclinaos más por una partida al futbolín en un cualquier bar cutre del centro que por los famosos baños termales. Viviréis una Budapest más genuina y menos sucia, os lo aseguro. Y si no sabéis cómo encontrarlos, mandadme un mensaje que os paso un par de direcciones.

Share with your friends










Enviar
0 likes Hungría # , , ,
¿Te unes a Libertad Viajera?

Únete al newsletter y recibe un regalo cada 15 días

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jack

Amante de la comida callejera, los autobuses incómodos, las carreteras polvorientas y los colchones en el suelo; amante de todo lo que está al otro lado de la ventana. Amante del mundo y de la buena compañía.

Me llamo Jack y en este espacio virtual comparto emociones reales.

El ojo detrás de la cámara, los dedos que teclean, la mente que, a veces, piensa: todo eso me pertenece; así como los derechos sobre los textos, las fotos y las informaciones publicadas en Libertad Viajera.

¿Te unes a Libertad Viajera?

Recibe las últimas actualizaciones de Libertad Viajera directamente al correo y sigue viajando conmigo. Solo tienes que rellenar el formulario de aquí abajo. Cada 15 días habrá una sorpresa esperándote

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

¿Te perdiste este post?
ESTE BLOG PARTICIPA EN
La Comunidad Viajera