Share with your friends










Enviar
  • es
  • it
Enero 6, 2014 at 5:52 pm

M de “Mochila”

M de “Mochila”

¿Me lo llevo o no me lo llevo? Esa es la cuestión

N.B.: Parte de este post lo había publicado hace un año, antes de irme a Nicaragua. Sin embargo, en la mudanza hacia el nuevo server y a causa de la revisión general que hice este verano, el post se quedó aparcado en una de mis carpetas. Lo vuelvo a sacar ahora mejorado y con la parte de equipaje invernal que no necesité el año pasado en Centroamérica y que me hará falta ahora que estoy en Hungría…

***

El estribillo siempre es el mismo. A la hora de preparar la mochila nos enfrentamos a una serie de objetos que no sabemos si llevarnos con nosotros o no. Cuántos pantalones, cuántas camisetas, qué objetivos para la cámara de foto, saco de dormir sí, saco de dormir no y así sucesivamente. Estos días he tenido que enfrentarme a una “Preparación de equipaje” bastante compleja, puesto que no me he ido de fin de semana ni diez días a la playa. Acabo de llegar a Hungría donde me quedaré hasta el verano. Como pasó el año pasado en Nicaragua, la mayoría del tiempo tendré mi propio sitio para vivir y viajaré solo los fines de semana; antes de volver a Suiza espero poder moverme unas semanas cargando solo con mi mochila. Si las temperaturas en Nicaragua no variaron mucho, en Hungría la historia es otra.

De maneras y estilos para preparar el equipaje hay montones. Pero, antes de nada, tenemos que ver en que categoría de viajeros estamos: los que llevan maleta o los que se van mochila al hombro. Seguro de que la selección darwiniana acabará algún día con los primeros, aquí me ocuparé de los últimos.

Lo primero y vital para elegir es el tipo de mochila que nos va a acompañar en nuestras andanzas. Pensad que ya sea un rato del hostal al aeropuerto u horas visitando un lugar, vamos a estar cargando con una mochila casi todo el tiempo del viaje.

Desde hace unos años mi flota es la siguiente:

Deuter 80 (litros): es enorme. Este es su primera virtud y más grande fallo. Lo suelo usar para transportar mis cosas de mi casa en Suiza a mi futura casa. Es una mochila buenísima (y cara :S) pero es un poco incómoda de llevar de un sitio a otro. Las razones son dos. Uno, como he dicho, es enorme y si la llenamos totalmente nos vamos a romper la espalda; y dos, si nos llevamos solo las cosas realmente necesarias estaría más que medio vacía, pues ¿por qué cargar con algo tan grande?

Quechua 60: llevo viajando con esta mochila por Europa desde hace más de un año y tiene una relación calidad-precio increíble. Quizá no tendrá la parte para apoyar la espalda más cómoda del mundo, pero os puedo asegurar que es una bomba de mochila. Cabe de todo e incluso llena llena la he subido a todos los aviones que he cogido estos últimos meses. Mi must.

Deuter 10: viene enganchada a su hermana mayor, y básicamente sirve de day bag. En varias ocasiones la usé también para escapadas de unos días, pero si llevas mucha carga “fotográfica” ya no cabe mucho más. Sin embargo, a veces me sigo sorprendiendo de lo útil que puede ser. Fundamental.

Quechua 15 ultralight: este es más bien un plus, si tienes otro day bag esta la puedes usar para la ropa sucia. Es una mochilita de esas en tela, flojita, sin pretensiones pero que puede estar bien si viajas con una mochila de 40 o 60 y no quieres usarla también durante el día. Se defiende.

image005

Ahora viene la segunda parte, la más liosa de todo el procedimiento: seleccionar lo que hay que meter en la mochila y lo que se quedará al calorcito de casa. Para simplificar las cosas voy a crear una tabla con todo lo que me suelo llevar. Tened en cuenta que para seis meses en Centroamérica en verano no necesita el mismo equipaje que para seis meses en Hungría en invierno. Será en parte diferente también el equipaje de una mujer que el de un hombre. Aquí va el mío, espero que os sirva.

Zapatillas y ropa

Zapatillas de trekking
Zapatos
Tenis Solo en alternativa a las otras dos.
Chanclas Playa, “casa” y ducha.
Calcetines
Calzoncillos
Pantalones largos Unos finos, para el verano, son perfectos, también porque secan rápidamente. A pesar de ser horribles, podrían ser cómodos también esos pantalones que se cortan.
Shorts
Camisetas
Pantalones cortos de deporte
Sudadera
Camiseta a manga larga
Abrigo
Chaqueta ligera
Chubasquero
Polar
Bañador
Bufanda
Guantes

 

 

 

 

Varios

Gafas de sol
Cartas
Tapones para dormir
Navaja suiza Para solucionar cualquier problema en plan McGiver.
Cubiertos
Bolsitas de tela/plástico Para los zapatos y la ropa sucia.
Antorcha
Adaptador Uno universal o uno específico del lugar donde vamos.
Direcciones útiles
Reloj
Mapas
Billetes avión, bus, tren,…
Saco de dormir
Cuerda Para tender la ropa, por ejemplo.
Fotos de tu ciudad para dejar de recuerdo Foto de casa para regalar a la gente que conozcamos en plan recuerdo. Muy útil si se viaja con Couchsurfing. Podrían también otra cosa, pero las fotos ocupan poco en la mochila.
Candados

 

 

Higiene personal y salud

Cuchillas de afeitar
Cepillo de dientes
Dentífrico
Desodorante
Champú Mejor si gel y champú en uno.
Contenedor lentillas
Lentillas diarias Muy cómodas cuando nos desplazamos mucho y no podemos llevarnos la solución para las lentillas.
Solución para las lentillas
Lentillas bisemanales
Gafas
Papel higiénico Mejor prevenir que curar…
Protector labial
Toalla De las que secan rápido y que tienen muy poco sitio en la mochila.
Cortaúñas
Q-tips
Talco Para evitarles sufrimientos terribles a nuestros vecinos de asiento o cama…
Pañuelos
Crema
Medicinas
Tiritas
Condones

 

 

Computer e telefono

Laptop
Cargador
HD externo Para tener una copia de seguridad de las fotos o para poder llevar música u otros archivos pesados sin saturar la memoria del ordenador.
USB
Micro con cascos Para usar Skype sin que todo el mundo se entere de nuestras llamadas.
Escanear docs importantes Pueden venir bien si se pierde el original o la fotocopia.
Móvil Dependiendo del destino, yo evitaría llevarme móviles de última generación (o por lo menos, intentaría no llamar la atención). A veces vale la pena comprar uno directamente en el lugar.
Cargador móvil

 

 

Foto

Cámara
Cargador
Batería extra
Objetivos extra
Memorias

 

Música y libros

Kindle Qué queréis que os diga, no puede competir con el libro tradicional casi en nada, pero en comodidad gana con diferencia.
Cargador Kindle
Mp4
Cargador Mp4
Cascos
Guía
Bloc-notes
Boli

P.D.: Hay algunas cosas que es más cómodo comprar directamente en lugar donde vamos (tipo crema solar, anti mosquitos, espuma de afeitar,…), otras que estamos obligados a comprar una vez que hayamos llegado (pienso en la tarjeta del móvil local o cambiar dólares o euros en moneda del lugar) y otras más que no son vitales (chándal, zapatillas de deporte,…). Además, como ya he comentado, hay que tener en cuenta las diferencias entre hombres y mujeres; aquí faltarán cosas que en la mochila de una señorita no pueden quedarse fuera.

En fin, creo que la lista es bastante completa, pero me gustaría saber si vosotros os lleváis algo más o no os lleváis algo. Consejos y comentarios son siempre bienvenidos, la idea es de ir creando una lista realmente completa en pdf.

Share with your friends










Enviar
0 likes + Tips # ,
¿Te unes a Libertad Viajera?

Únete al newsletter y recibe un regalo cada 15 días

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

2 thoughts on “M de “Mochila”

  1. eloyhanoi dice:

    1) Yo creo que la Kindle o cualquier libro electrónico gana con mucha diferencia al libro tradicional. Un aparato ligero que proporciona lecturas ilimitadas y que cuenta con una batería de larga duración.

    2) Eres de los que llevan bien cargada la mochila ¿no?

    Gracias por compartir 🙂

    1. Jack dice:

      Lo que dices es cierto! Yo sigo pro libro tradicional cuando estoy en casa, pero viajando no hay comparación!
      Jajajaj la lista es muy larga porque mezclo verano e invierno. 😛 Me llevo poco pero de todo 🙂
      Gracias por pasarte y dejar un mensaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jack

Amante de la comida callejera, los autobuses incómodos, las carreteras polvorientas y los colchones en el suelo; amante de todo lo que está al otro lado de la ventana. Amante del mundo y de la buena compañía.

Me llamo Jack y en este espacio virtual comparto emociones reales.

El ojo detrás de la cámara, los dedos que teclean, la mente que, a veces, piensa: todo eso me pertenece; así como los derechos sobre los textos, las fotos y las informaciones publicadas en Libertad Viajera.

¿Te unes a Libertad Viajera?

Recibe las últimas actualizaciones de Libertad Viajera directamente al correo y sigue viajando conmigo. Solo tienes que rellenar el formulario de aquí abajo. Cada 15 días habrá una sorpresa esperándote

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

¿Te perdiste este post?
ESTE BLOG PARTICIPA EN
La Comunidad Viajera