Share with your friends










Enviar
  • es
  • it
agosto 7, 2013 at 3:58 pm

Braga. Un microrrelato viajero

Braga. Un microrrelato viajero

Este es un post un poco especial. “Braga” es un microrrelato de viaje que escribí hace un par de meses para un concurso organizado por Inés del blog “Mis viajes por ahí”. La tarea consistía en contar con no más de 200 palabras una anécdota de viaje que fuera divertida, surrealista, de miedo, increíble, paradójica, etc., pero al mismo tiempo real. Sorprendentemente, mi anécdota pasó la primera ronda y llegó a la final del concurso. No conseguí ganar el premio, pero me quedo con la satisfacción de haber estado en juego hasta el final. 

Aquí va el cuento de nuestra extraña llegada al “hotel” donde nos alojabábamos en Braga…

 

Braga

Miramos el perfil del Hotel X en una famosa página web: buena situación, buena puntuación, buen precio. Reservamos.

Llegamos a la ciudad por la noche. Entramos por el arco barroco, no hay nadie por la calle. Pasamos al lado de la catedral, amarillenta por los focos de las farolas. Encontramos el hotel. El blanco de la enorme fachada se enfrenta al negro de la noche. La recepción también está vacía, al rato aparece un empleado que nos atiende. Habitación 311, nos dice.

Subimos en el ascensor. Cuando llegamos a nuestra planta tenemos una sensación extraña. Pegatinas de “Prohibido el paso” marcan algunas puertas. El pasillo, blanco, largo y silencioso nos recuerda algo. Entramos en el cuarto: grande, muy grande, muy muy limpio y demasiado vacío. Una cama por lado, una silla por esquina y en el medio un baño, también muy grande, aséptico. Ahí, aparatos para gente con dificultades motoras: silla en la ducha y barra para sujetarse al lado del baño. Daba mal rollo ese sitio, pero no sabíamos bien por qué. Hasta que vimos, en la mesita de noche, el aparato con botón rojo para las emergencias. Eso no era un hotel, era una residencia de ancianos.

image006

Share with your friends










Enviar
0 likes Portugal # , ,
¿Te unes a Libertad Viajera?

Únete al newsletter y recibe un regalo cada 15 días

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jack

Amante de la comida callejera, los autobuses incómodos, las carreteras polvorientas y los colchones en el suelo; amante de todo lo que está al otro lado de la ventana. Amante del mundo y de la buena compañía.

Me llamo Jack y en este espacio virtual comparto emociones reales.

El ojo detrás de la cámara, los dedos que teclean, la mente que, a veces, piensa: todo eso me pertenece; así como los derechos sobre los textos, las fotos y las informaciones publicadas en Libertad Viajera.

¿Te unes a Libertad Viajera?

Recibe las últimas actualizaciones de Libertad Viajera directamente al correo y sigue viajando conmigo. Solo tienes que rellenar el formulario de aquí abajo. Cada 15 días habrá una sorpresa esperándote

Psst! Recuerda confirmar tu suscripción con el mail que te acabo de enviar

¿Te perdiste este post?
ESTE BLOG PARTICIPA EN
La Comunidad Viajera